jueves, junio 14, 2007

Osadía contra el miedo




Y si tengo la osadía de buscarte en cada esquina, el valor para esperarte, la paciencia para amarte.

Y si tienes la osadía de rondarme, el valor para olvidar, la paciencia de encontrarme.

Será entonces que tal vez la vida nos deje la prudencia para amarnos, la fuerza para esperarnos, el tiempo para añorarnos y construir nuestro mundo desde las cenizas que otros dejaron.

No olvidemos que las flores nacen del fango, y será por eso que estamos arraigando en este barrizal complejo. Será que esta semilla plantada necesita la fuerza de saberse nacida entre arenas movedizas y tiempos de cambio.

Tengo en mi regazo todo el amor que en mi hueco vacío cabe a pesar del corazón perdido. Tengo los silencios en los que nuestros cuerpos cohabitan y hablan sin que nuestra palabra perturbe su encuentro. Tengo miles de besos que llevan tu nombre enredado, que se enlazan a tu pelo, a tu cintura, a tu corazón, anidando en secreto, que ya no quieren volver a mis labios sin traerme el aliento de tu afecto.

Tienes la sonrisa del arcoiris que mis ojos quieren ver cada día. Tienes la dulzura que mi alma anhela y en tu abrazo busca. Tienes el poder de todos los sueños que ocupan mis noches, para llevarte con ellos mis pesadillas y mis espectros, que desde que tu viniste mis fantasmas se fueron.

La tierra que una vez fue yerma, ahora florece bajo la lluvia de mil miradas que cruzamos, de tus besos, mis abrazos y esas noches a tu lado.

Duerme tranquilo, amor, y sueña con nuevos soles compartidos, y dulces caricias, momentos que nos quedan, nos pertenecen por derecho. Duerme mi amor que yo velaré tus sueños para que mañana sonrías de nuevo y comprendas que vale la pena este momento, que a pesar de todo yo estaré siempre, te lo prometo.

Besos y sed felices




La canción en castellano y con video, para quien quiera entenderla mejor

7 comentarios:

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

Con una promesxa como esa, no hay quien tenga el sueño desvelado.
Un beso.

Esther Hhhh dijo...

Tengo la inmensa suerte de haber tropezado con él en ese momento en que ya no creía en nada... Por eso voy a cuidarle, mimarle y estar a su lado, porque yo, que sé lo que es perder algo que merece la pena, no voy a cometer ese error de nuevo.

Besitos

Trini dijo...

Y es que, si así es su amor, facilmente se puede ser osada...

Precioso

Un beso

BAR dijo...

Tenerle miedo al amor es uno de los peores retos a vencer..porque es contra uno mismo...

Un beso

Esther Hhhh dijo...

Trini Su amor es tan... especial

Besitos

Hola BAR Es difícil, tienes razón, pero a veces te demuestran que vale la pena

Besos

Redmond Barry dijo...

Qué sueño más dulce le espera al destinatario de tus letras.

Esther Hhhh dijo...

Mi querido Red: Para variar volví a errar, debe ser ya costumbre. El destinatario de mis letras duerme ahora en brazos de otra y sus sueños ya no son producto de nada que tenga que ver conmigo... Que pronto olvidan algunos hombres sus sentimientos.

Besos