jueves, julio 12, 2007

Tiempo al tiempo



Tiempo para esperar, tiempo para crecer, tiempo para amar.

Tiempo para llorar, para reír, para vivir.

Tiempo que se vuela, tiempo en mi contra, tiempo que deshace.

Tiempo del olvido, del recuerdo, tiempo sin tiempo.

Y miro el péndulo y paro el tiempo en un segundo y veo el segundo eterno en el que encontré ese beso y redondeo décimas, regateo minutos y vuelvo al segundo de tus labios y la espera del momento y el reloj parece quieto.

Tiempo en contra, contra el tiempo esta espera y largo como la sombra del olvido es el recuerdo y los sueños que me acercan y mantienen este pulso contra todo y sin aliento.

Cae otra gota en la clepsidra, otro grano de arena resuena en mis oídos, marcando en los ojos de mi alma relojes estancados, arena de desierto contenida en un suspiro y esa agua que no corre, larga es la espera, y siento el miedo que me acecha.

Aprieta el tiempo mi alma en su puño, me obliga y me doblega y no puedo, por más que quiero, saltarme esta condena y estoy desnuda ante tus ojos, Cronos, que no yerras tu espada, que no partes este muro, que no quitas el velo que cubre mis sueños.

Una lágrima cae de nuevo y marca un segundo más y esperar como una ley, la ley de la paciencia, paciencia de depredador que aguaita, sabiendo que más tarde que temprano logrará su presa, sabiendo que a pesar de todo vale la pena.

Tiempo sin dominio, largo y lento, me aterras y lo sabes, y aún así me niegas mi deseo, te regocijas, maldito tiempo, en mi miedo y en mis dudas, en poner a prueba mi obstinación, pero que sepas que soy más fuerte que tú porque contigo puedo y al final, tú pasarás, pero yo seguiré aquí, firme en mi espera.

Besos y sed felices

8 comentarios:

el nombre... dijo...

esther...y el tiempo!
ese que se nos escurre
de las manos,
como los relojes "magistrales"
de Dalí!
ese tiempo
que cuando espera,
desespera,
que parece derretirse
cuando gozamos,
y con él
se derriten
nuestros sueños
y nuestras ilusiones.
el sí que
no se detiene ante nada,
ni nadie.
A veces,
se vuelve viscoso,
e insoportable.
otras,
es tan veloz
como el momento más sublime.
El tiempo,
que vuelve atrás
con una melodía
que nos recuerda
un pasado,
que no podemos
olvidar.
El tiempo,
tramposo y traicionero.
Puede volver a su antojo,
y hacernos tambalear.
El tiempo,
ese eterno.
Nosotros...no.


un beso eterno.

BAR dijo...

El tiempo, ese al que no podemos engañar, y mucho menos ganarle...lo cierto es que inevitablemente siempre sana las heridas...

Un beso

Esther Hhhh dijo...

Si, El nombre el tiempo juega con su eternidad, pero cuando el tiempo es el de la espera, se le puede vencer, sólo hace falta tener paciencia ;-)

Besitos

BAR El tiempo puede ser un amigo o un enemigo, según juegue con nosotros.. Falta saber ponerlo a nuestro favor.

Besitos

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

Curioso, en mi post de Territorio Cervantes también hago una reflexión sobre este tema, el tiempo, ese ser de manos hábiles que nos moldea con su geometría de relojes, de granos de arena que se dilatan y encogen a su antojo.
Un beso y ánimo.

Ruben dijo...

A ver... que parece que ahora si... Por fin!!! Ya era hora de que pudiese comentarte algo!!
Besitos.

Esther Hhhh dijo...

Mi querido Greg:
Esta reflexión habla sobretodo de la espera. Se me ha pedido tiempo y lo estoy dando, pero a veces se hace duro, difícil, complicado, aún sabiendo que al final va a ser para bien. Sobretodo cuando, como yo, has esperado y sido paciente muchas veces por quien realmente no valía la pena. Creo que este no es el caso y espero que mi intuición, que tantas veces me avisa de lo malo y acierta, no me falle en este punto. Aún así no puedo evitar sentir miedo y a veces algo de impaciencia.

Besitos

Rubén por fin puedes volver como tú y sin problemas, jejeje, mira que te ha costado, pobre. Pero joio, ahora que por fin puedes comentar, comenta hombre, que sólo me has dicho que ya puedes, jejejeje...

Besitos guapoooo

Redmond Barry dijo...

¿Qué es el tiempo cuando se espera lo que se espera?

Esther Hhhh dijo...

El tiempo es el gran error... Tal vez si no hubiera dado tanto tiempo, si hubiera sido menos paciente, si hubiera dejado libertad a mis impulsos... Tal vez ahora no estaría rodeada de tanta oscuridad...

Besitos, Red