lunes, mayo 18, 2009

De mis silencios a tus palabras

Get this widget | Track details | eSnips Social DNA


Nota: La reproducción de los cortes sonoros puede tardar un poco. Tened paciencia.

Érase una vez un grupo de teatro y un director sensible e inquieto. Érase una vez una actriz aficionada que adoraba recitar. Érase una vez Mario, Mario Benedetti. Éranse mil veces sus poemas, mil palabras, puentes y osadías contra el silencio no admitido, por el amor y la vida. Érase la dulzura en verso, la verdad no reprimida, la protesta y hasta la tristeza más deprimida. Érase una vez el cinismo, la alegría, la muerte, la vejez y la hermosura, éranse mil veces sus infinitos versos, sus cuentos, y esas frases picantes, que escribieron en tinta la historia de su vida.

Get this widget Track details eSnips Social DNA


Mi querido Mario, Defenderé la alegría como algo inevitable, la defenderé del mar y las lágrimas tibias. No instruí a mi reloj para decirte hasta la vista. A pesar de la distancia, hagamos un trato, nada definitivo yo quisiera contar con usted es tan lindo, saber que usted existe, aunque esté en el limbo. Dejaré esta rosa en el abandono, el abandono está lleno de rosas. No olvida el que finge olvido sino el que puede olvidar y yo no podré olvidarte así que no fingiré olvido. Importante el catorce, disfrutar mientras se pueda. Mientras devano la memoria (recordando tus palabras) forma el ovillo la nostalgia (de saber que ya no estás) si la nostalgia desovillo se irá ovillando la esperanza (de tenerte siempre en verso). Mi soledad ha aprendido a ostentarte. Esta noche, otra noche tu estarás y volverá a gemir el tiempo giratorio y los labios dirán esta paz ahora, esta paz ahora. Yo sé que lo que conozco de ti es tan poco y es tanto, que me llena el alma de suspiros y silencios, de palabras y osadías. El jardín botánico es un parque dormido que hoy llorará la ausencia de tu presencia a la izquierda del roble. Aún así sabemos que cuando la lluvia cae sobre el Botánico aquí se quedan los fantasmas. Nosotros podemos irnos pero tú te quedas y eso nos consuela. Tal vez hoy, por fin nos digas si dios es mujer y aguarda en el zaguán del infierno con sus brazos no cerrados su rosa no de plástico y su amor no de ángeles. Tal vez hoy me permita llorar sólo llorar y entonces mi sonrisa si todavía existe se volverá por ti, querido Mario, un arco iris.

Get this widget | Track details | eSnips Social DNA


Besos y sed felices

11 comentarios:

Isamar dijo...

Me encanta lo que has hecho... Mario le dio sentido a la vida, ese paréntesis entre siempre y jamás... Un beso de arcoiris

Jaume dijo...

Todos lo echaremos de menos. Yo justamente empecé a leer su "Inventario nº3" esta semana...Premonición??? No sé. Hasta luego Mario, tu amiga Ester hizo un gran trabajo recopilatorio. Un beso y nos leemos.

Trini dijo...

Esther es precioso el post que has hecho para homenajear al Poeta. Me ha encantado.

Él se ha ido, pero nos ha dejado su poesía y en ella siempre le hallaremos. Vive en sus letas el gran Mario Benedetti.

Besos

Esther Hhhh dijo...

Gracias Isamar. Benedetti es mi poeta desde que me lo presentaron, mi amor platónico como siempre dije, y no podía dejar de dedicarle unas palabras... Aunque fueran suyas.

Besitos

Jau Quiero leer (y conseguir) el inventario 3. Espero que lo estés disfrutando. Siempre nos quedarán sus poemas y sus relatos... Ahora a ver si logro que los que colgué en el blog se oigan ;-)

Besitos

Mi querida Triniá, muchas gracias. Es mi poeta, mi favorito (con tu permiso, jejeje) y quería hacer algo especial. Me alegra que os haya gustado tanto a tod@s l@s que lo habéis leído. Como bien dices, Mario seguirá vivo en sus letras...

Besitos

raùl junquera dijo...

Hola wapa, lo primero darte las gracias por pasar por mi blog, lo segundo, como ya he comentado en varios blogs de amigos acerca de este Señor Benedetti, no era Santo de mi devoción, pero visto la cantidad de homenajes que le han hecho a nacido la curiosidad en mí acerca de este escritor...

Lo descubriré..

SALUDOS!!!

Marilyn dijo...

Benedetti te está leyendo y sonrie, pensando que gracias a tí y a personas como tú él no nos dejará del todo.
Siempre me sorprendes, pensaba que eras demasiado joven y práctica para conocer a este gran amante/amador que nos ha hecho soñar tantas veces y creer que hay gente con el corazón límpio en este mundo.
Un abrazo

Velvetina dijo...

... Mario se ha encontrado con muchos arco iris mientras asecendía hacia el cielo.

Bellas palabras las tuyas, indudablemente has tenido en el señor Benedetti un gran maestro.

Ahora nos queda intentar que permanezca su recuerdo.

Velvetina

Esther Hhhh dijo...

Hola Raùl. Gracias a ti por pasar por aquí. En cuanto a Benedetti, bueno, ya sabes, para gustos, los colores. Para mí es un gran escritor. Me gustan sus haikus, sus poemas y sus relatos, aunque por supuesto, no todos. Pero me gusta su forma de expresarse y por eso le debía este homenaje al que pone letra a mis silencios, sobretodo cuando más profundos son. Espero que lo descubras y que tal vez comprendas por qué lo admiro.

Besitos

Bueno, Myn, en el principio de este post, lo explico. Cuando existía Xerraires, aquel grupo de teatro donde andábamos metidos gema, sergio, jeu, ainhoa y algunos más, Ginés nos trajo un día una selección de Benedetti para que la leyéramos. Él tenía en mente hacer una especie de recital dramatizado. Y yo me enamoré al instante de aquellos versos y de la mano que los escribía. Ahora tengo en mi haber once libros de Mario, unos regalados, otros comprados, y alguno ha acabado en mis manos de alguna forma extraña. Los releo mil y una veces, casi sé hasta donde están ciertos poemas, tengo algún libro de relatos también, como uno que se llama "Cuentos Completos", y hasta uno que escribió de haikus. Es mi amor platónico desde aquel día y muchas veces, cuando no sé que decir, él me cede las palabras que yo no encuentro, como ya te demostré en cierto comentario de tu blog.

Por cierto, Ginés y yo seguimos teniendo pendiente hacer ese recital, mientras tanto, yo dejo estos poemas leídos, lo malo es que no se oyen, a ver si en cuanto tenga un poco de tiempo lo arreglo...

Besitos

Querida Velve, gracias por tus palabras y tu visita. Es mi maestro en las palabras. Para el silencio, mi gran maestro fue Marcel Marceau. Ambos son el corazón latente y oculto de este blog, lleno de silencios y palabras no siempre pronunciadas.

En mi recuerdo siempre estará... Y a través de mí, procuraré que esté en el recuerdo de quien me conozca.

Besitos

Isamar dijo...

Yo estoy tonta, te lo juro, no había escuchado tu voz leyendo a Mario... Pero qué voz más bonitaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa... Si ya me gustabas antes, ahora es que me enamoré de ti directamente!! Bueno, porque soy heterosexual, que si no... jajaja... Encima me pones a mi paisano Pedro Guerra... Ainssss, yo a tí tuve que conocerte en otra vida, si existe eso jeje ;)

Esther Hhhh dijo...

Ya ves Isamar, jejeje... Gracias por tus halagos. Espero que te hayan gustado las tres lecturas. Hay una cuarta pero es demasiado grande y no carga bien, ya buscaré la forma de poderla poner.

Estoooo, pues oye, lo mismo fuimos amantes en otra vida, jajajaa... ¿A ti te suena algo de mar, islas y tesoros? Porque yo estoy convencida de que en mi anterior vida fui pirata, jejeje.

Besitosssssss

Isamar dijo...

Jajaja, no me lo puedo creer... que si me suena algo de mar e islas?? Pues ya ves tu, viviendo en Canarias, imáginate si me suena... De piratas ya no sé mucho, a no ser que te refieras a lo de internet, que si eso cuenta... entonces sé un rato jajaja...

Un besazo linda, te sigo de cerca ;)