viernes, diciembre 01, 2006

Luces de colores



Ya encendieron las luces en las calles. Llega diciembre y su aire festivo, la nieve fingida en las ventanas, las sonrisas en los niños, las tiendas engalanadas, las calles vestidas como si fueran novias, con sus adornos, su iluminación.... y su nostalgia.

Hubo un tiempo en que al llegar estos días sonreía. Me volvía feliz, no importaba lo difícil que entonces fuera la vida. Mis ojos brillaban y notaba a mi corazoncito pegar saltos al ritmo de cascabeles. Mi boca se abría alucinada ante los escaparates iluminados, los juguetes, los autómatas que en algunos sitios había... Iba con mi abrigo y mi bufanda, correteando por las calles, me quedaba horas mirando los belenes, escribía largas cartas a los Reyes, siempre me cayó bien Gaspar, pelirrojo y simpático, aunque como a casi todos, me llamaba especialmente la atención Baltasar. Me sentaba en su regazo, en los grandes almacenes y los miraba con respeto y admiración. Me gustaban sus camellos, pero los prefería cuando venían con caballos, hermosos caballos de pura raza española, que bailaban al ritmo de la música en las cabalgatas.

En ese tiempo dulce, todo se volvía hermoso, y hasta el brillo de mis ojos se confundía con el de las estrellas. Eran hermosos los días, aunque no nevara y siempre esperara a que lo hiciera, aunque el árbol fuera de plástico y alambres, y no un hermoso y enorme abeto. Aunque no fueran las cosas como me hubiera gustado.

No sé cual fue el momento exacto en que todo se tornó gris oscuro. No sé si fue aquel primer año en que descubrí que los reyes no eran los que venían con regalos a mi casa, y que mi familia no era tal y como yo creía. No sé si fue el día que me negué a ser una falsa moneda y, a pesar de mis negativas, me obligaron a serlo. No sé si fue la primera vez que viendo a todos cantando, me sentí fuera de lugar... No lo sé, y ojalá lo supiera, tal vez entonces podría pedirle a los reyes que lo borraran de mi mente, y que en vez de volverse aciagos estos días, la luz de las calles volviera a brillar en mis ojos.

Besos y sed felices


17 comentarios:

david santos dijo...

Esther, mui bueno! Parabéns.
blog "SÓ VERDADES" Portugal.

Hasta siempre.

Esther Hhhh dijo...

Hola David. Bienvenido. Muchas gracias por tus felicitaciones. Vuelve cuando quieras.
Besos

Huaso dijo...

Quizás debas volver hacer niña...Quizás debas volver a encontrarte...Quizás, siempre eres "otra", pero confieso que me gustaría saber que eres tú...




Besos..

Eulalia dijo...

Tos los días del año pueden ser aciagos, y todos felices. No dejes que una tradición te enturbie el ánimo.
Un beso.

Esther Hhhh dijo...

Huaso Yo soy esta que las palabras ocultan en los silencios que dejo al escribir, y también al hablar...
Un beso
Lula Gracias por el ánimo. Intento que no me afecte, pero es inevitable... Lo bueno, es que ya estoy acostumbrada. Lo malo, que se repite todos los años.
Un beso

Pentislea dijo...

ja ja ja ja ja ja ja....me ha encantado esto...aunque parezca una tonteria.leer y escuchar la musica de fondo prefecta es una experiencia! ja ja ja ja ja ja enhorabuena!

Alfor dijo...

Oye, Esther, ¿qué es eso de que los reyes no son los vienen con regalos a casa? ¡No fastidies!

Te lo dice uno que lleva muuuuchas noches del 5 de enero acostándose a deshora y dejando regalos en más de una casa.

¿Por qué no te planteas este año ser uno de nosotros? Te aseguro que le da mucho sentido a la noche de Reyes. Y te darías cuenta de lo que tiene de auténtica, que yo creo que es infinitamente más de lo que tiene de falsa.

Esther Hhhh dijo...

pentislea me alegra que te hayas divertido tanto, jejeje, bienvenida a mi blog, vuelve cuando quieras.
Besitos

Alfiii No te engañes, la noche de reyes es la única de todas las cosas de las navidades que sigue gustándome. Me encanta, de hecho. He salido en cabalgatas y mi gran ilusión es salir en alguna a caballo, de paje (ya que los reyes son todo chicos, porque a mi no me importaría ser rey o reina).
Me encanta la idea de ir de reparto, el problema es que cae en un día de diario y mi trabajo no sólo me obliga a estar currando, si no que encima a estaré retransmitiendo la cabalgata, ya ves... Y además, como no le deje un regalito a mi gatita o a mi perrito, no tengo peques a quien dejarlos... A menos que me acerque a casa de mi sobrinita, o como tú dices, me una a vosotros.
De verdad, relee el texto, y veras como lo digo: Lo único que me vale la pena de verdad, la noche de Reyes.
Un besazo guapetón

personita dijo...

hola! he llegado por casualidad! (como se suele llegar a muchos sitios)

La verdad es que cuando pienso en la navidad si que podría ser cierta la frase de ''todo tiempo pasado fue mejor''.

Muy bueno tu texto :)
Te agrego a mis links, si no te importa!
saludos!

Esther Hhhh dijo...

hola Personita:
Bienvenida a mi blog, claro que no me importa que me tengas en tus links. Espero que vengas más veces.
Un beso

El chicharrero terrible dijo...

Estoy con Eulalia, lo que no tiene sentido es tomar la navidad para empeorar nuestro estado de animo. O se disfruta o se pasa como otra semana del año, pero para peor ni por el esfuerzo.

Esther Hhhh dijo...

HOla CHichaaa:
El problema es que es muy complejo ignorar algo que te lo encuentras en cada esquina. Hasta en mi trabajo me veo obligada a verla. Ni aunque me esconda en casa se puede ignorar, así que es difícil olvidar esas dos semanas, pasarlas sin más, a menos que te sumas en un profundo sueño hasta que acaben.
Un besito

pando dijo...

tataa tu hazte la idea que no e snavidad que todo e smentiraaa es todo un tatro del mundooo imajinate que estas en una peli y te toca hacer la escena de navidad y ya estaaa pero es todoo mentiraa!!! y tata no te preocupes que como me toque el gordo este año te secuestro y nos vamos a..... bueno tu ya sabes donde a mi adorable marruecos!! jajajaja asi que entrena esos deditos ya porsiaca.... ooOO(ESO SONO MUY RARO VERDAD)OOoo jajaja bueno tu ya sabes pa tocar los tambores jajaja besitoss

Alfor dijo...

Esther, vale, pero convertirse en rey mago no significa pensar sólo en los niños. Muchos de los regalos que dejé yo y se abrieron el 6 de enero por la mañana eran para adultos. Y yo estaba a cinco mil kilómetros del lugar donde se abrieron.

Todo es cuestión de imaginar.

Esther Hhhh dijo...

boyito Ains mi boyito... Tata, si nos toca, vamos... oye tata ¿y me regalarás una yegua árabe tata? Negra o alazana.. ¿vale? Y si me toca a mi nos regalo uno a ti y otro a mi y el viaje, ala y ala... Oyes tata lo de los deditossss, ejem ejem... ¿seguro que pensabas en los tambores? Ains que ganitas tengo de que me pinten otra vess las manos.
Besitos de pocholate

Alf Ya te dije que me apunto, que me mola la idea de hacer regalos, o mejor, de repartirlos...
BEsitossss

Fortunata dijo...

Cuando la mágia deja de ser mágia y se convierte en comercio..... pero para mi lo peor es el frio y los dias tan cortos.
Un abrazo

Esther Hhhh dijo...

Estoy completamente deacuerdo contigo Fortunata. Besitos