domingo, octubre 19, 2008

Otoño


share your files at box.net

De olas y espuma se hizo un traje la nostalgia, y ahora se pasea por la playa, dejando gotitas saladas, como lágrimas que el sol seca con sus besos cálidos. Deambula el otoño por la arena, se viste de la sal de Nostalgia y vuelve a la alameda, donde las hojas le hacen una alfombra de ocre y sueños crujientes.

En el calendario, octubre se deja seducir por noviembre y mientras la lluvia limpia las calles y se lleva la tristeza. El frío empieza a notarse en los huesos, la manta del sofá pide compañía y el reloj devuelve la hora que robó en primavera.

Vuelve a girar la ruleta y otra vez es aquí y ahora, vuelve de nuevo a irse el sol más tiempo del que se queda, las nubes roban su calor sin vergüenza y hay de nuevo en el aire olor de chimenea.

Llueve una vez más y arrastra la tormenta, los restos de un verano que se resiste a quedar en el olvido, mientras un invierno prometedor deja notas de aviso en el otoño que se aferra con vehemencia al alma y de nuevo Nostalgia deja su firma en notas creativas de domingos taciturnos y tazas de té humeantes.

Rojos sobre ocres tiñen los jardines, árboles aparentemente muertos, sin hojas, vestidos de frutos rojos pasión, granadas repletas de rubíes que explotan al morderlos, naranjas clementinas cubren los puestos de las fruterías, en primavera quedó prendido el perfume de las que fueron sus flores, habrá que esperar que la ruleta de una vuelta más para volver a envolverse con su aroma.

El jazmín pierde con pereza sus últimas flores, y en la playa ya no quedan más que las conchas que el mar arrastra cada noche. Chocan las olas contra la escollera y los barcos esperan que amaine la tormenta. Apenas quedan huellas del verano que partió hacia el otro lado del mundo mientras el otoño cubre con su manto los pétalos de jazmín que se esparcen por el suelo.

Ha llegado Otoño, de nuevo, y otra vez trae en la maleta recuerdos de ocre, nostalgias naranjas, momentos de chocolate caliente y sueños como rubíes de granada, dispuestos a estallar en el paladar de quien quiera saborearlos...

Besos y sed felices

20 comentarios:

Jau dijo...

Esther, este poema-escrito-prosa poética de indescriptible belleza, me recuerda que soy el retoño del otoño por excelencia, y soy más fértil (como tú) en ésta época.

Un beso y sé feliz tú, igual que nos haces sentir a quienes tenemos el placer de leerte.

Esther Hhhh dijo...

Jau, gracias por tus palabras... Yo creo que también soy de Otoño, quizá porque nací al final de la estación, no lo sé, pero es cierto que es otoño el tiempo que más me inspira y sin embargo adoro a la primavera...

Soy feliz (o eso creo, jeje). Me alegra haceros sentir felices... Y me emociona.

Besitos

Trini dijo...

Me apunto a estos sabores, ya que el Otoño es mi estación preferida.
Cierto es que, en los últimos años, se me redobla la melancolía en esta época, pero, la querencia, puede con ella y, además, no negaré que a mi musa, estos meses dorados en ocasiones, plomizos en otras, le sientan de maravilla.

Besos

Catalina dijo...

Pues aquí de otoño nada de nada. Los días están más de agosto o septiembre que del mes en el que estamos. Privilegio de vivir en el Paraíso...

Así que sigo con sandalias y ropa de verano, a ver lo que dura...

Besos, guapa
Catalina

Ruben dijo...

El otoño te sienta muy bien... Yo soy mas de primevera, y sobre todo, de verano... Estaciones que aun falta para que regresen, pero me siento bien, porque ahora estamos en otoño y después llegará el invierno, con todas sus cosas buenas.
Sigue siendo todo un placer leerte.
Besitos.

Esther Hhhh dijo...

Mi quería TRiniá a tu musa le sientan bien todos los meses, jeje.

Besitos

Aish CAta Pero es qué tú vives en un sitio privilegiado, ;-P

Besitos


Gracias Rubén... Yo creo que a ti te gustan todas las estaciones, digas lo que digas, ;-).
Sigue siendo un placer que me leas

Besitos guapetón

KAMELUCHA--MELA dijo...

Es tan pero tan hermoso,,que te pediria permiso para poner aunque fuera las tres primeras partes,,en el blog para que lo lea mas gente,con tu nombre y http..,es que me parece de una belleza, sutileza divina, mi niña escribes como los angeles..
..en el calendario octubrese deja seducir por noviembre--
Deambula el otoño por la arena y se viste de sal de nostalgia,
...en verdad es hermosisimo hacia tiempo que no leia algo tan lindo sobre el otroño ,
besitos y cuidate...
deberias ser escritora y publicar..siii,,

Esther Hhhh dijo...

Gracias Kameluchita, vas a ponerme rojita, jeje... Tienes mi permiso, claro.

Besitos

La abajo firmante dijo...

¿Quién es la única que puede conseguir cambiar mi visión del otoño y que ahora me encante? Exacto, Esther jejej... Un placer leerte siempre!

Fortunata dijo...

Será que estoy cansada de nostalgia, y por eso no quiero el otoño, ni la lluvia, ni el ruido de las hojas, ni las naranjas clementinas, ni el chocolate caliente por que engorda....
Me hiciste recordar esos paisajes con las naranjas caídas en el suelo, el ruido de las olas mas bravías que en otras épocas del año, la arena solitaria, la lluvia intempestiva y las tormentas que tanto me asustan todavía....

Besos

Esther Hhhh dijo...

Abajo Firmante muchas gracias guapisisisma, jejeje, me encanta tener el poder de cambiar tu visión del otoño, jejeje

Besitos

Mi querida Fortu me gusta ser la que siempre te vuelve a traer hacia estos paisajes mediterráneos, aunque sea de forma virtual...

Besitos

Alberto dijo...

y mas que Otoño parece profundo invierno...

Velvetina dijo...

Puedes sonrojarte si lo deseas, pero una debe de saber aceptar los piropos...

... Es un bello texto que me ha trasladado a un paisaje mágico y otoñal. ¡Gracias!

Un beso

Velvetina

angelosa dijo...

Te acabo de conocer a traves de Kamelucha, me encanta como escribes. Es la estación que más me gusta, sus colores amarillentos y poder pasear pisando las hojas que caen a nuestros pies, me pone nostalgica.
Disculpa mi atrevimiento por visitarte y si me lo permites volvere hacerlo.
Un beso

Esther Hhhh dijo...

Hola Alberto. La verdad es que ha venido el otoño fuerte y algo invernal...

Besitos

Gracias a ti, Velve por tus palabras. Me alegra haberte llevado a un sitio mágico.

Besitos

Angelosa Bienvenida a mis Silencios Interverbales. Puedes venir siempre que quieras, por supuesto. Y nada de atrevimiento, claro que te permito que vengas, es más, estaré encantada de que lo hagas.

Gracias por tus palabras. La verdad es que otoño es una estación especial. No es mi favorita, pero lo cierto es que tiene algo que me gusta...

Besitos

Diego dijo...

Hola Esther, no te apures de la marcha del verano que yo lo cuidaré bien durante su visita al hemisferio sur.

Pero a cambio cuida el otoño bien, que es mi estación favorita.

Esther Hhhh dijo...

Jejeje, Ok, Diego Yo te cuido el otoño y tu me cuidas el verano, pero sobretodo la primavera que esa es mi estación favorita...

Besitosss

Catalina dijo...

Que cosas tan bonitas escribes siempre...
Y con todo esto, ¿cómo es que quieres que te mantenga informada del papel cuché?

Bueno, lo haré.

Mil besos
Cata

Fortunata dijo...

¿Por dónde andas?
Vine a dejarte un beso

Un beso

Esther Hhhh dijo...

Cata si tú no me mantienes informada del papel couché, dime ¿quién lo va a hacer, y encima, mejor que tú?

Besitos

Fortu ando aquí, naufragando de nuevo, pero aquí.

Besitos