sábado, marzo 02, 2013

Esperando tu llegada




La primavera se adivina entre los rayos del sol. Y yo pienso en mi mar, el mar de mi vida, tengo en los ojos azul mediterráneo, mientras los estadios de la luna provocan las mareas de mi vida, mes a mes, a punto como está de cambiar definitivamente para siempre.

Alguna duda de vez en cuando, algún momento de incertidumbre, pero me gustan los retos, adoro los cambios y las nuevas aventuras, así que, si soy sincera, más que asustada lo que estoy es intrigada y excitada con lo que está por venir.

Hace tiempo que aprendí que el miedo sólo es un pobre cobarde que se asusta cuando le miras a los ojos. Un absurda forma de perder el tiempo y las oportunidades. No tengo miedo. El miedo me dura menos que un café por la mañana porque sé que tengo la fuerza suficiente para superar lo que me venga en la vida... Llevo mucho tiempo haciéndolo y sigo viva.

Aprendí lo esencial: Se usar la espada, tirar con arco y montar a caballo. Todavía no aprendí a combinarlo todo, pero dadme tiempo. Y tengo mis mejores armas en la lengua y en la paciencia...

Seguiremos adelante, con sol o con lluvia, da igual. Aunque tengo debilidad por los días soleados y frescos, como el de hoy, me encanta que el sol luche contra el gélido aliento del invierno.

Noto un cosquilleo en el alma, sonrisas y lágrimas a partes iguales, pero sin tristeza, y ese constante movimiento dentro de mí que me recuerda que hace 8 meses que no estoy sola ni cuando estoy sola.

La primavera está a la vuelta de la esquina, a 20 días vista. Siempre me ha gustado la primavera. Quizá porque siempre supe que tú llegarías con las fresas, las cerezas y las margaritas, con el sol y la pólvora, con los días más largos y el perfume de azahar envolviéndolo todo.

Siempre me gustó la primavera. Y el mar. Ahora miro directamente a unos ojos dulces, llenos de amor hacia mí y de un intenso turquesa con rivetes dorados de sol mientras la primavera está a punto de estallar desde mi interior...

Te estamos esperando como al sol de primavera y a las cerezas. Ya he decorado mi regazo para acogerte. Ya hemos llenado los espacios restantes de amor para ti, que estás hecho de puro amor a borbotones. Ya saben nuestras manos el calor de tu tacto, para acariciarte sin miedo y con dulzura. Ya enseñamos a nuestros labios como pronunciar tu nombre, como besarte hasta la saciedad.

Vendrás, vestido de primavera, te meceremos al ritmo del mar que me vio crecer y del océano del que tu padre viene. No te demores, que ya el sol se muere de impaciencia por besar tu suave piel y todos los bosques y jardines se vistieron de verde esperanza y colores alegres para que no te falten sonrisas.

Mi vida va a cambiar definitivamente porque tú vas a irrumpir en ella con la tuya. Y no puedo esperar para decirte: Bienvenido, hijo mío

Besos y sed felices

7 comentarios:

TriniReina dijo...

¿Cómo?
Pero eso es magnifico y hay que celebrarlo y celebrarse.
Enhorabuena por ese cambio en tu vida. Te felicito por afrontarlo sin miedo y con la esperanza iluminando más que cien primaveras juntas.

Te, os mando un abrazo como una catedral.

Besosssssss

Esther Hhhh dijo...

Mi querida Triniá:
Llevo ocho meses intentando escribir sobre este gran acontecimiento que cambia completamente mi vida... Pero lo cierto es que no me salían las palabras... Lo dejé entrever en el último texto que escribí, pero quizá fui tan sutil que no lo adivinaste.
Muchas gracias por tus felicitaciones, jejeje... Te busco en facebook y te agrego. ¡¡Muacks!!

KAMELUCHA,.,.,.,.,., dijo...

qUE Te digo yo de esta dedicatoria a tu bebè,,,es maravillosa, es dulce, es todo eso que llevas dentro que tantas ganas tienes de entregar a ese ser diminuto que te parecera mentira y te harà llorar, a ti ya tu chico ,eso segurito,,..
me fascina la primavera tambien sipor eso naci 11 de abril, y creo que todos los que nacemos en primavera,,,aleeee, pues somos especiales si señor,,,asique bebe querido, ta falta na para verte y oirte llorar en algun video,,,
sed muy muy felices los tres, de momento los dos al vivir todas esas sensaciones maravillosas,,,
un gran abrazoteee y disfrutar.....

Maribel dijo...

Precioso como todo lo que escribes!!! Ese niño aún no sabe la suerte que tiene de tenerte como madre, aunque ya lo adivina. Ya estás en la cuenta atrás pero recuerda, no desesperes, él vendrá en el justo momento en el que le apetezca salir y le va a dar igual la fecha que te haya dado el médico. Ellos se toman su tiempo y al final acaban sorprendiendonos. Quédate con el recuerdo más bonito que nos queda que es cuando le vemos la cara por primera vez... y ya no nos los podemos quitar del corazón... Un beso bien grande de mis mosqueteros y mios

Esther Hhhh dijo...

kameluchita querida,
Ya sabes que serás partícipe de esos momentos, aunque sea en la distancia, nosotros lo estamos viviendo con intensidad y ya con ganas de verle. Estamos a la espera y con ganas de abrazarle, de mimarle y de comérnoslo a besitos...

Besos

Mi querida Maribel, de lo que si tiene suerte es de tener unos tíos tan bien plantaos como vosotros, jejeje... Procuraré no desesperar mucho, aunque en mi caso quieren que venga más pronto que tarde, por cuestiones de edad y todo eso... Así que bueno, ahí estamos, ya en la cuenta atrás. Espero que podáis conocerle prontito, o cuando estemos por Valencia. Tengo muchísisisismas ganas de veros a los cuatro. Os quiero muchísimo, ya lo sabés.
Mil besitos para ti y otros tantos para los mosqueteros. Esta vez, tú te llevas la mejor ración, jejeje...
Por cierto, diles a mis dos niños, Mateo y Samuel, que echo de menos sus super abrazos y sus super besos, así que vayan preparando una buena tanda :-)

KAMELUCHA,.,.,.,.,., dijo...

FELICIDADESSSSS
muchas, muchas, ahorita a ir poco poco y disfrutar de todas las novedades que os trae ese Hectorcillo que uff ya os ha hecho llorar algunas veces...deseo que todo este mejo,,poquito a poco ,,,que eso pasa rapido y a ciudad,,,
bikiños grandes grandes.....

Vane dijo...

Que bonitooo