miércoles, octubre 11, 2006

La Cita



Habíamos lidiado entre palabras, un duelo a puño y letra, a silencios de entrelíneas y a corazón abierto.
La necesidad se hizo evidente, y la invitación demasiado atractiva. Apenas dos días fueron suficientes para pactar una cita.
Y allí estábamos, un coche junto al otro, yo llegué algo más tarde, tú me esperabas impaciente, tal vez, por saber si lo que tanto habías imaginado correspondía a la realidad, si lo que los silencios te habían mostrado eran reflejo de tu universo.
te acercaste a mi, sonriendo, mirada pícara, curiosidad, y las ganas que ambos teníamos por vernos cara a cara, por lidiar nuestro duelo sin pantallas de por medio.
Dos besos suaves y nerviosos fueron el preámbulo de una cena divertida, interesante, sugerente, donde la comida italiana fue como una premonición de lo que la noche deparaba.
Fue complicado elegir los platos, tan absortos como estábamos en mirarnos y reconocernos, en reírnos y provocarnos, y los camareros, cómplices de nuestro juego, esperaban pacientes nuestras demandas.
Jugaste con lo que entre palabras habías descubierto, para coquetear con mi lado más tierno.
El deseo se apoderaba de tus labios, pero paciente esperaste justo el momento apropiado. Unas copas, unas canciones y esa irresistible necesidad de comernos a besos, lentamente, que este es nuestro momento.
La noche se nos hizo corta, las horas parecían volar tan rápido como nuestra ropa, mientras nos despojábamos de todo lo vivido, para mostrarnos por un momento, y dejarnos llevar en un abrazo, en ese instante regalado al deseo, mientras tus labios se enredaban con los míos, mientras mi piel se envolvía con la tuya, dos cuerpos enlazados, entre caricias y besos, ajenos al tiempo, al silencio y al universo… Perdidos en ese instante cedido a la pasión tanto tiempo soñada, tanto tiempo escondida en palabras escritas y juegos del verbo, ahora olvidados al hacerse carne, convertidos por fin en dos realidades…
La mañana nos sorprendió entre juegos y caricias, y entre besos maldijimos al reloj por no pararse. Que difícil separarse, cuando el deseo se hace cómplice del abrazo. Qué difícil dejar de besarse cuando los labios no quieren saciarse. Qué difícil, ahora que por fin nos decidimos, y que dulce imaginar ese nuevo encuentro….

Besos y sed felices

11 comentarios:

pando dijo...

tataaa donde has encontrao a esee ehh ehh ehhhh ese que te da tanta cañitaaa jajaja .
bueno tata me alegro mucho por ti y una cosa dile a ese chico que te cuide muchooo y se porte bien por que si nos se las tendra que ver con tu tataa ok? jajajaja

Esther Hhhh dijo...

Lo encontré entre silencios y palabras, tata, jejeje...
No te preocupes, cuidarme me cuida, pero además seguro que te lee y toma buena nota ;-P
Besitosss

BAR dijo...

PERO Q MIEDO....ESO DE LAS CITAS A CIEGAS NO ME GUSTA NADA, ROMPE EL ENCANTO EL SABER Q PUEDE SER UN SECUESTRADOR O TRAFICANTE DE ÓRGANOS.POR FA TAN CUIDADO...

P.D. LO SIENTO ULTIMAMENTE ANDO DE AMARGADA.

BESITOS

Esther Hhhh dijo...

BAR no suelo tener citas a ciegas... Relee. Ya nos conocíamos, sólo que no habíamos estado cara a cara. Relee y veras.
Aunque algo canalla y un poquillo ladronzuelo es, pero nada grave...
Besos

Redmond Barry dijo...

Simplemente te envidio.

Redmond Barry dijo...

Gracias por tu visita. Te seguiré, esa historia de amor desenfrenado promete mucho. Gracias también por lo de las nenas, en persona son más guapas aún.

Esther Hhhh dijo...

Bienvenido seas Redmon... Un placer.
Besitos

Ruben dijo...

Esta semana he estado a punto de continuar mi particular libro de los sueños, porque tuve un sueño digno de haber sido escrito, de los que te marcan, aunque solo sea hasta la proxima vez que uno se deja caer en brazos de Morfeo...
El problema es que justo tuve ese sueño uno de los dias en que estuve sin que me funcionase el explorer y no podia navegar...
Me reservare hasta el proximo gran sueño, pero no te preocupes, que aunque no escriba entradas te seguire leyendo.
Besitos.

Esther Hhhh dijo...

Hola Rubén. Pues entonces habrá que esperar... Lo que no entiendo es por qué no lo escribiste en el word o algo para publicarlo cuando te fuera el explorer... Ains que poco pensais los del par XY, jejejeje, Debe ser el 1/4 de cromosoma que sus falta, jejeje.
Besitos

Eulalia dijo...

Niña,
Esto no era una cita a ciegas: internet muestra mucho más de lo que creemos, y la prueba fue que el filin cuajó.
Un besazo.

Esther Hhhh dijo...

En eso estamos completamente deacuerdo eulalia, guapa, bienvenida.
Un besazo