miércoles, noviembre 15, 2006

Fragancia



Si cierro los ojos, puedo sentir que estás aquí. Siento los restos que tu aroma deja en mi piel, en mi cama, esparcidos en el aire... Tu perfume me envuelve y se convierte en mío cuando te fundes conmigo.
Aroma de mayo vienes de cerezas y frambuesas, pomelos y ciruelas, y te mezclas con mi diciembre de naranjas y manzanas, uvas y vainilla.
Olor de caoba y sándalo que acude desde tu piel se mezcla con las flores orientales que adornan la mía. Oleadas de agua salada, el mar en tu pecho resbala fundiéndose con mi savia.
Siento tu olor en mis sueños y despierto como animal hambriento buscando tan preciado alimento, la ambrosia que tus labios esconden, el placer de tu cuerpo. Enloquezco ante el perfume que me lleva a tus secretos y es que, por más que quiero no puedo escapar al deseo de envolverme en tu esencia, hacerme etérea para seducirte hasta el alma, con la fuerza salvaje de huracanes, revolviéndote hasta dejarte sin aliento, exhausto, perdido... y un sendero de mi néctar indicándote el camino hasta mis labios, tu destino.
Bocanadas de aire fresco llegan desde ti, invadiendo mis sentidos, y aún cerrando los ojos y escapando a tus latidos, la fragancia de tu piel llama a la mía y la conmina a dejarse hacer, como un bálsamo que cura, y al tiempo envenena, haciéndome olvidar quien soy para ser contigo corazón que late, cuerpo que respira y otra vez envuelta en la seda de tus manos, de tu aroma, de tus besos embriagados de pasión, caer rendida, sumisa a tus deseos que son los míos.
Dejo gotas de perfume como migas de pan que te guían despacito hasta encontrarme, sin más prenda que mi aroma de Ángel enajenándote, hechizándote con Magia Negra, atrapándote un instante sin más armas que las que enmarañan tus sentidos pues en esta cruzada, cuerpo a cuerpo, vale todo y todo está permitido, que eres mi contendiente y al tiempo mi captura, que soy tu presa y al tiempo tu oponente, quien gana pierde y viceversa y aunque parezca mentira nos deleitamos en esta contienda, combatientes de corazones heridos, de almas valientes.
Dame un segundo más del incienso de tu piel, déjame ser llama que lo haga arder, embriágate con el licor de mis labios y lícuate en mi ombligo hasta ser conmigo perfume de veranos cálidos y otoños sombríos, de inviernos fríos y primaveras exultantes, hagámonos del aire, envolvamos al mundo en nuestro aroma, esencia de nosotros mismos, que el mundo es nuestro cuando nos fundimos.

Me gusta cuando tu aroma embelesa mis sentidos.

Besos y sed felices.

18 comentarios:

Huaso dijo...

lentamente robarás el brillo de sus ojos para que te iluminen cuando la sombras quieran ahogarte...



Así se ama...

Esther Hhhh dijo...

Más que robárselo, le haré un trueque, a cambio del brillo de los míos...
Besitos Huaso

Anónimo dijo...

ES INCRÍBLE COMO UNO DE NUESTROS SENTIDOS NOS SIRVA NO SÓLO PARA SEGUIR VIVIENDO, SI NO PARA SUBLIMARNOS DE ESA MANERA....PUES COMO BUENOS ANIMALES, DEBEMOS DEJARNOS LLEVAR POR EL OLFATO..

Un beso de Channel no. 5

Esther Hhhh dijo...

Y que lo digas BAR...
ummm que bien huele tu beso... Besos de canela para ti

pando dijo...

besitos de chocolateee tataaa jajaja. tataa no puedo ni comentarte naa sigo en mi nube todavia y ya sabes solo veo pajaritos y maripositas y olerr.. uuff que te voy a decir yoo si ciero los ojos y aun huelo a el aainnnsssss

Esther Hhhh dijo...

mmmmm A veces un olor te trae recuerdos... A veces el recuerdo es un olor...
Besitos de pocholatito para mi tata, muacks

Fortunata dijo...

Vale todo y todo esta permitido....mmmmm me entraron ganas de ser el oponente, el vencedor y el vencido....
(un dia de estos te escribo)
Besos

Esther Hhhh dijo...

gracias fortunata jejeje...
Besitos guapa

Esther dijo...

Esther, cada día escribes cosas más bonitas... que ya es decir.
Yo ahora mismo recuerdo más olores que no me gustan, que me traen malos recuerdos.
XXX

Esther Hhhh dijo...

Hola Tocayita:
Muchas gracias, guapa. Si supieras lo que me costó escribir este... Espero que pronto tengas de nuevo olores bonitos con sus recuerdos respectivos.
Besitosssssss

Juan dijo...

Buenas...¿Que tal? Aqui estoy yo, el que vive fuera..Por lo menos no vuelvo solo en navidad...¿no? je je.

Me encantaria leerte mas Esther, te lo digo de verdad; pero por mas que diga que lo voy a hacer, las circunstancias no lo permiten..Tendré que conformarme con pasar de vez en cuendo e intentar leer todo lo atrasado.
Estoy en un momento "Salva". No compito contra la muerte, pero si contra el tiempo que al fin y al cabo es lo mismo; y aunque en mi caso no es la misma obsesión, no puedo negar que ocupa la mayor parte de mi tiempo libre.

Siempre gusta leer los suculentos manjares que ofreces a la imaginación.

Por cierto, te he oido en la radio; si he de ser sincero, me gusta mas tu blog; pero supongo que es normal, porque mucho no he podido oir, pero además se oye siempre como con zumbidos, y no se entiende muy bien... enfin, serán cosillas de internet. Creo que te pega la voz, resulta dulce, acaramelada.

Enfin, voy a ver si leo algo.. ya nos vemos vale? me pasaré a saludarte.
Un besote.

Esther Hhhh dijo...

Ains mi querido Juan:
Pero cuanto te he echado de menos. Ya me cuentas que te parecen mis últimos escritos, que me gustan tus comentarios.
En cuanto a la radio. Bueno, he de decirte que hay algunos problemas con internet y suena saturado. Tienen que arreglarlo del todo, mientras, pues no se acaba de oír bien.
A ver si puedes oírme más ratito algún día. También depende que programa hayas oído. Como sea el de este miércoles, apuff...
En fin, que muxus muy gordos y dulces para ti, ains. Voy a seguir echándote de menos hasta tu próxima visita.
Muxus

Huaso dijo...

Aquí estoy...esperando lo que sigue....







Besos

Esther Hhhh dijo...

Uhmmmm... me gusta...
Besitos Huaso

Redmond Barry dijo...

Queda demostrado que no sólo la vista es capaz de crear imágenes en nuestro cerebro. Quizá las imágenes olfativas, sean más vívidas, las desagradables y las agradables. Es más, quedan grabadas desde nuestra infancia y cuando las volvemos a sentir se nos forma una imagen tan real.

Esther Hhhh dijo...

Muy cierto Redmon. De hecho, ocurre que cuando alguien siempre lleva el mismo perfume, identificas ese olor con la persona en cuestión. ¿No te ha pasado?
Y hay ciertos olores que nos sitúan en épocas, por ejemplo a mí el olor a leña o a chimenea, me hace pensar en Navidad o en invierno.
Besos

Anónimo dijo...

Lindo, lindo verbo embelesar!!
Valencianeta!! me acabo de fijar que tenemos en común el lugar de nacimiento!!!! Ole!
Muchos besos, querida!!!

Esther Hhhh dijo...

ES cierto que es un verbo lindo Nennella. Gracias.
¿Naciste en Valencia? Vaya, ¿y cómo es que estás por Argentina ahora? Cuentame cosas, por fa.
Muchos besazos para ti también, guapa