sábado, agosto 22, 2009

Un par de palabras



Tengo la hipótesis de que, mucho antes de que la boca se atreva a pronunciar esas dos palabras que tanto miedo dan juntas, las manos, los labios, el cuerpo, empiezan a susurrarlo a los oídos y a los poros del ser amado. Creo que es mucho más fácil escuchar al cuerpo del otro decirle al tuyo propio que no podría estar sin ti, que tú eres quien le da vida, que enciendes cada una de sus estrellas cada noche, que el tacto suave de tus caricias son las palabras más dulces que tú pronuncias...

No sé si convendrás conmigo, pero estoy firmemente convencida de que, mucho antes de que en los labios se forme el primer "TE" del primer "TE amo" ya los ojos, las manos, las bocas, los cuerpos, los corazones y hasta las almas de quienes se aman se lo han dicho diez millones de veces....

Y sin embargo resulta extraño y hasta complicado pronunciar dos simples palabras, parece que las cuerdas vocales se hacen un nudo, que el aire se escapa entre los dientes, que la saliva huye despavorida y que hasta los labios se revelan. La voz se resbala, como escurriéndose de uno mismo, y suspira, entre temblores y recelos, hasta dejar en el aire esas dos simples notas, tan sencillas y tan complejas, como el último velo que cubre la piel todavía virgen de caricias, como si cayera la última muralla, dejando nuestro corazón al descubierto y sin defensas.

Es más fácil dejar a las caricias entenderse con la piel, a los labios cuchichear entre besos y mimos, dejar que el alma susurre en el alma amada lo que la boca no quiere pronunciar. Qué más da, si al cabo, las palabras se quedan cortas, tres simples sílabas, dos palabras exiguas, casi absurdas, no pueden contener tanto.

Tal vez no opines lo mismo, pero casi puedo constatar que este par absurdo de palabras, en verdad, sólo son una rúbrica del sentimiento, una simple reafirmación verbal de algo que ambos amantes ya dan por hecho.

Besos y sed felices

7 comentarios:

ion-laos dijo...

Hola niña!
Absurdas no son,siempre y cuando se digan con el corazon y sintiendolas,a mi me parecen preciosas...
Un besito

Esther Hhhh dijo...

Hola Ion-Laos, guapa. Lo de absurdas más bien es por lo "poca cosa" en cuanto a partícula lingüistica, no en cuanto a significado. Estoy completamente deacuerdo contigo, cuando se dicen de verdad y sintiéndolas llevan toda la carga del sentimiento y sí, son preciosas... Pero ya sabes como se llama este blog, así que yo me quedo siempre más con lo que se queda entre palabras, con "lo que las palabras no dicen", jejeje...

Besitos

TriniReina dijo...

Pienso que hay más miedo a oirlas que a pronunciarlas...

Estoy de acuerdo contigo. Todo habla antes que las palabras. Cuesta decir "te quiero", pero a unos más que a otros.

Besos

Esther Hhhh dijo...

Tardaste poco en venir, Triniá, jejeje. Antes que nada, he de decirte que este texto lo he escrito a partir de un comentario que hice en uno de tus poemas. Mi respuesta me gustó y la guardé, creo que hará año y pico, no lo sé porque no tiene fecha. Ahora, después de "un tiempo en barrica" la he retomado, modificado y completado.

Dicho esto, he de decirte que tienes toda la razón del mundo, yo creo que el miedo a pronunciarlas nace en el miedo a oírlas y éste es más grande. Pero también creo que es como cuando alguien se tira en paracaídas o haciendo puenting: Da mucho miedo primero, pero luego gusta mucho.

Pocas veces, muy pocas, me he arrepentido de pronunciarlas, me he arrepentido más veces de que mi cuerpo las mentara, pero creo que todo tiene su recompensa. Será por eso que ya no les tengo miedo :-)

Besitos

Fortunata dijo...

Miedo a oirlas, miedo a pronunciarlas...miedo a sentir, miedo a provocar sentimientos...
No sé....para mí están tan dichas, tan pronunciadas que prefiero un lenguaje mas sutil para decirlo.

Besos princesa

Jaume dijo...

Mi querida Ester,

Siempre rozando lo sublime, tus palabras hoy y ayer, siempre me inspiran y me gustaría que lo que has dicho y he interpretado, formase parte (no sé cómo y de que manera aún) de alguna frase de mis escritos. Espero que cuando lo leas algunas de nuestras sílabas se hermanen un poco más...

Un saludo,

Atentamente

Jau

Esther Hhhh dijo...

Aish, Fortu, querida, cuanta razón tienes... Hay muchos lenguajes mejores, pero precisamente de tan manidas, estas palabras, al ser pronunciadas desde dentro, y no como una fórmula protocolaria, suenan bastante distintas..

Besitos

Mi querido Jau:

Antes que nada, una pregunta ¿por qué siempre olvidas mi querida H en mi nombre? :-)

Estoy a la espera de ese cruce de sílabas, me encantará y espero encontrarlo, pero por las dudas, si ves que no lo descubro, lánzame una pistita...

Besitos