jueves, marzo 02, 2006

El Tío Canya

Esta tarde, en un programa de deportes tradicionales, en una emisora de radio local, comentaban la muerte del Tío Canya, toda una figura de la pilota valenciana. Murió la semana pasada, al parecer. No sé cuantos años tenía, pero si os puedo decir que era lo que podríamos denominar "de edad avanzada".
El Tío Canya sabía de todo lo referente a la pilota. Podía contar míticas partidas de míticos jugadores, entre ellos El Genoves, tan reconocido como para tener, incluso, una estatua en su pueblo. Y como tenía sus años, este buen hombre, hasta te narraba los inicios de estos jugadores, cuando nadie les conocia, porque su memoria era directamente proporcional a su edad, y a su afición por un deporte tan arraigado en la cultura valenciana... Si señor, toda una figura, que en sus tiempos mozos también lo fue de la pilota.
Es curioso, en los espacios deportivos de las diferentes cadenas, nadie ha nombrado su muerte, ni siquiera en las cadenas locales... Claro, que no hay que olvidar que no hablamos de fútbol, quizá sea esa la razón... Seguro.
Mientras volvía a casa del trabajo, iba pensando en este señor, y en los deportes tradicionales, y en la pilota... Ya no se ve a gente jugando al Raspall en las calles, salvo en alguna ocasión especial, como las fiestas locales. Claro que entre los coches y demás, la cosa se complica. Pero lo realmente preocupante es que hay muchos que no conocen apenas algún detalle de este deporte, y esto se hace más patente en las escuelas, donde los programas de la asignatura de deporte, se centran más en otros asuntos... Y ya no hablo de que se enseñe a los escolares a jugar a fútbol, baloncesto o voley, que me parece perfecto, pero ¿por qué se dan clases de Balmiton (ni siquiera sé si lo he escrito bien)? Esto estaría muy bien en Reino Unido, donde es uno de sus deportes tradicionales... El nuestro, o uno de los nuestros es la pilota, estaría bien que las escuelas se preocuparan más por enseñar una tradición que parece que ha pasado unos malos años por culpa del olvido, y del que parece que, gracias a campeonatos como el Bancaixa, está saliendo del oscurantismo al que fue relegado... Estas cosas no deberían pasar.
Dicen de la pilota que es un deporte tan noble que por ello no tiene árbitros... lo definen como un deporte de Caballeros (y espero que algún día de damas también, por la parte que me toca)... Y desgraciadamente ya no os puedo contar mucho más, aparte de decir que tiene similitud con la pelota vasca, que se juega con una pelota del tamaño aproximado de una de ping pong pero hecha de piel, y que en una de sus modalidades se juega en el trinquet, que es una especie de fronton.. Además conozco los nombres de dos de sus estilos: el Raspall y La Corda. la pilota i Corda se jugaba en las calles, segun creo... y poco más os puedo contar, porque no sé mucho más de este deporte, pero una cosa si os digo: Cuanto más me dicen de este deporte, más me interesa...
En fin, sólo quise dejar una entrada al Tio Canya y a sus recuerdos, que eran muchos...
Los informativos no recogieron la noticia de su muerte, pero a mi me impactó mucho más que los líos del Real Madrid y sus presidentes... sin ánimo de ofender, y con mis respetos a sus seguidores...
Besos y sed felices

4 comentarios:

Diego dijo...

Me da mucha tristeza lo que dices. Tanto por la muerte del Tío Canya como por el hecho de que no lo hayan dicho en las noticias, y lo que cuentas que el deporte de pilota valenciana se esté perdiendo. Lo que echo más de menos aquí en Australia es la falta de tradiciones propias del país. Según cuentas, hay peligro de que tradiciones "inofensivas", como los deportes típicos de un país, se vayan perdiendo a costa de deportes globales. Donde haya dinero y mercado, que se aparte todo lo demás. A ver cuándo se acaba esto.

Esther Hhhh dijo...

Pues justo eso es lo que pasa, los deportes globales se comen a los deportes mal llamados "de minorías".
Ayer me enteré que sólo había dos cadenas de tv españolas en los JJOO de Turín. Eso es lamentable.
Y más terrible es lo que pasó en el 2002 con los Juegos Ecuestres Mundiales (una especie de olimpiadas para deportes hípicos). España, que cuenta con una larga tradición en doma, con razas propias, como el Pura Raza Español o el Menorquín, tradición también en salto, aunque menos, etc... Los Juegos Ecuestres se celebraron en esa edición en España, se celebran cada dos años, ese año la sede fue Jerez... ¿tú los viste retransmitidos? pues yo tampoco. Apenas pequeños apuntes, siempre en diferido, en La 2.
Luego se quejan de la baja calidad del deporte español ¿y qué quieren con el maltrato que le dan?
Besos

Tere Mari dijo...

Ah, pero el tío Canya es un hombre de carne y hueso? No tenía ni idea, pero si tiene una canción dedicada y todo!

El raspall, yo lo he visto jugar. Lo juegan en Benicolet en plena calle, es una versión de la pilota valenciana pero por el suelo. Tienen que protegerse las manos con esparadrapo para no destrozarse las manos.

Claro, en Benicolet se puede jugar porque es un pueblecito de unos 300 habitantes que aumenta a 2000 en verano. De niña, las casas no tenían agua corriente y se iba a la plaza a llenar los cántaros a la fuente. Gracias a ese pueblo conocí cómo se vívia antes. Ahora ya no es lo mismo. Cierran las puertas de las casas.

Esther Hhhh dijo...

Si, el Tío Canya existió y que memoria tenía el buen hombre...
Mira, esos recuerdos de los que hablas de cuando eras pequeña en Benicoleig son también una buena idea para tu blog..
Besos