lunes, marzo 27, 2006

Una hora más, una hora menos

Este pasado fin de semana nos quitaron una hora... Ocurre a principios de la primavera, todos los años, y nos la devuelven a principios de Otoño... Dicen que este proceso sirve para ahorrar en energía, y hablan de cifras millonarias. Yo lo único que sé es que el recibo de la luz viene igual de caro, así que no tengo muy claro que se ahorre tanto, porque si así fuera, y como dicen, el ahorro en luz apagada supusiera semejante ahorro, entonces yo por la misma regla de tres debería tener menos watios/hora consumidos y por tanto pagar menos... Así que al final sólo llego a una conclusión de dos opciones: Opción A, que realmente sólo es un cuento y no se ahorra tanto como se dice, o, Opción B, como siempre ahorran los que menos necesitan que el recibo les baje, y a los que menos les preocupa que les suban el recibo por un exceso en el gasto de energía eléctrica. A mi el recibo de luz me reduce en estos meses, es cierto, pero más que nada porque no tengo Aire Acondicionado y si una estufa halógena, y más horas de casa porque el frío le hace uno añorar el hogar, así que cuando dejo de enchufar la estufa y a salir más y quedarme menos, obviamente gasto menos luz. Pero no noto que el recibo se reduzca por el hecho de que me roben una hora en primavera, cuando más te apetece tenerla. Y encima siempre cambian la hora en fin de semana, según dicen, también esto es parte del ahorro, o supone menos trastorno... Yo lo que sé es que este fin de semana pude disfrutar una hora menos de la playa, de los paseos, de la cervecita en la terraza, de dormir... En fin, de disfrutar. Y justo ocurre ahora, cuando más te apetece hacer de todo... Y cuando ya te da igual esa hora, entonces te la devuelven ¿y para qué la quiero, si ya lo único que me va a servir es para dormir? Yo la quiero ahora, con el buen tiempo, poder disfrutar de una hora más de primavera, que parece poco pero es mucho.
Y si, es mucho, y si no sólo hay que fijarse en lo desorientados que vamos todos este lunes. Con cara de sueño, sin saber muy bien a qué hora comer, o dormir... En realidad para mi sólo supone un trastorno estos cambios de hora, no me resultan rentables en mi recibo de la luz, y dudo que lo notara en el del gas, si lo tuviera, no veo ninguna ventaja, y la verdad, no creo que sea para tanto... Prefiero mi hora más de primavera.
Besos y sed felices

4 comentarios:

Diego dijo...

Hay que ver lo que trastorna el cambio de hora. Comparto tu opinión de que esto del cambio de hora no parece muy práctico. Pero eso sí, es una señal de que el verano ha llegado. El día parece de repente más largo porque el sol se pone más tarde. No sé, a mí me parece que el cuerpo "sabe" que es verano por que la hora ha cambiado.

Así, las autoridades australianas nos han dado una semana más de verano... pásate a mi blog diariodiego, donde lo cuento.

Esther Hhhh dijo...

Pues para allá voy, a ver que me cuentas

Tere Mari dijo...

Lo del ahorro de luz en tu factura lo podrías comprobar si no cambiaras la hora durante todo el año y compararas con el año anterior.

De todas formas, yo pienso como tú. Que lo del ahorro de energía es una patraña.

Pero a mí me parece divertido, todo lo que sea salir de la rutina diaria...

Esther Hhhh dijo...

Así me gusta, la gente optimista, jejeje.... Hombre lo cierto es que en estas fechas da gusto cuando ves que a las siete todavía es de día... Lo malo es cuando te devuelven la hora, que de repente anochece una hora más pronto...
Besos