miércoles, septiembre 13, 2006

Mientras llueve



Mientras conduzco rápida, atravesando esta ciudad que tanto amo, el cielo empieza a llorar, tal vez despidiendo al verano, que lentamente se va, o quizá simplemente sentía deseos de descargar esta agua vendita sobre nosotros.
Suena en el cd Michael Bublé y Nelly Furtado, "Dime cuando vas a decidirte..." y en mi mente dejo que vaguen sonrisas mezcladas entre pensamientos vagabundos, sedientos de la lluvia que me moja sin mojarme... Tal vez después de todo el desierto se quedó realmente en mi piel y en mi pelo, emanando su propia esencia, reclamando ahora el agua para sí mismo, como un niño caprichoso que sueña con chapotear en la orilla del mar con sus zapatos nuevos.
Vuelo por la autopista, y una trompeta resuena con su melodía nostálgica "Es tan corta la distancia, pero tan largo el camino entre tu boca y mi boca, entre tu corazón y el mío..." Lejanamente recuerdo esos labios rozando levemente los míos, y ese instante robado al tiempo, ese océano de palabras no pronunciadas y deseo enredado entre las miradas, la piel, las lenguas chocando como el mar contra las rocas, violentas y dulces, pasionales y calmas, eternamente unidas en un segundo largo como horas...
Sigue cayendo el agua impasible, la lluvia choca contra el techo de mi deportivo y su ruido me evoca el olor a tierra mojada que advino en las montañas cercanas, el cielo gris, casi negro me envuelve, y sigo veloz hacia mi destino.
"fly me to the moon.." evocadora y sugerente voz que me hace rogar llévame hasta la luna, déjame soñando en esta lluvia que anuncia el otoño que ya llega, mientras abrazo sueños y me dejo mecer arruyada por las olas del mar tan cercano que le oigo llamarme despacio.
Llego a mi destino "No quedan días de verano, el viento se los llevó" y al bajar del coche siento el aire fresco en mi cuerpo, erizándome la piel, el olor a lluvia recién caída, a humo lejano, y al girar la mirada, veo al otoño acercándose lentamente, seductor, casi tierno, y me doy cuenta que después de un año, empezaba a echarle de menos...
Besos y sed felices

10 comentarios:

Diego dijo...

La lluvia, tan romántica unas veces, tan inconveniente otras. Toda la semana pasada se pasó lloviendo, y ya echaba de menos el sol. Que nunca estamos contentos. Como dicen, nunca llueve al gusto de todos.

BAR dijo...

UNA VEZ MÁS LO DIRÉ:

"ME ENCANTA LA LLUVIA"

EN REALIDAD CREO QUE ES EL AGUA EN GENERAL,SIEMPRE ES BUENO RECIBIR POCO A POCO UN TROZO DEL CIELO, O VER AL SER AMADO REPLETO DE PEQUEÑAS GOTAS RODANDO POR SU PIEL DESNUDA...

BESOS

Esther Hhhh dijo...

Ains diego si es que en el fondo eres un inconformista, jejeje.
Besitos
Oye BAR me ha gustado esa idea, jejeje... Y luego me dices a mi que soy romántica, ains pillina...
Besitos guapa

Alfor dijo...

Hola, Esther.

Así como más o menos, me he puesto al día de tu blog. Has escrito cosas chulas. A ver si tengo un rato para meterte algún comentario más, ah, y por cierto, ¿te importa que siempre esté poniendo contrapuntos pegadísimos al suelo a tu prosa elevada, romántica y bucólica? Lo siento, es que soy así...

Y, en este caso, me imagino lo que va a jorobar esta dichosa lluvia a la cosecha del arroz, maldita sea. Ya se podía haber esperado una semana o dos: ahora estará todo aplastado y con un grado de humedad insoportable.

Para una vez que llueve, y tiene que ser en la marjal y en vísperas de la siega. No somos nadie.

Un abrazo seco (para no empeorar las cosas) :)

Ruben dijo...

Despues de las entradas que has hecho dias atras, que ahora solamente escribas sobre labios y lenguas me deja un poco frio (debe ser por este tiempo tan humedo y otoñal)... o sera que yo nunca tengo suficiente... jejeje
Besitos otoñales.

Esther Hhhh dijo...

Hola Alfor, Bienvenido de nuevo, empezaba a echarte de menos casi tanto como al otoño. Bueno yo no pensaba en el arroz, pero tienes razón podía haberse esperado un poco más, aunque últimamente llueve en estas fechas siempre, el año pasado también...
Besitos guapo
Hola Rubén, ya sé ya sé que quieres algún texto más largo y sabroso, pero ayer este fue el que salió. Prometo que en breve escribiré algo más, es que estoy sin tiempo...
Besitos guapo

Carlos dijo...

Es algo muy romántico, el sonido de la lluvia, otoño, pasear por las calles, ir en ese coche, y si es con esa persona especial que sabes, pues mucho mejor. Eso es algo maravilloso, y estoy de acuerdo en que un año es demasiado tiempo, pero no se puede olvidar nunca algo tan bonito..... y si se echa mucho de menos, es verdad

Besos

Esther Hhhh dijo...

¿En quien estarías pensando, Carlos? Para aclarar posibles dudas, que sepas que iba sola en el coche, camino del trabajo. Si es que al final me haceis romper la magia y deciros que es lo que estoy contando en realidad, jejeje.
Pero sí, he de reconocer que siempre me ha gustado la lluvia desde el coche, el sonido de las gotas en el techo, el limpia parabrisas, por cierto ya que estamos de confesiones, la canción de Janis Joplin que he elegido es porque la hizo escuchando la lluvia y mirando el limpiaparabrisas de su coche, de hecho si te fijas, va al ritmo del limpiaparabrisas.
Te veo algo romántico Carlos...
Besitos

El chicharrero terrible dijo...

La lluvia ha vuelto, y se irá pero nosotros seguiremos aqui. Eso es realmente lo bonito poder decri hola y adios atodas las estaciones y añorarlas y reencontrarlas.

Como ves ya puedo visitar tu pagina de nuevo. Me qude intrigado con tu programa de radio. He visto que es en Radio Pego, pero cuando regresas con el??.

Saludos

Esther Hhhh dijo...

Me encanta que vengas a verme Chicharrero, de veras, y espero que te pongas pronto al día de todas mis entradas.
No sé de momento cuando regresaremos con lo que las palabras no dicen, ahora se está empastando la plantilla, pero de momento puedes escucharme, aunque sea con otros programas. Te recomiendo martes y jueves de 7 a 8, con Cambalache, escucharas cosas interesantes si te gusta la cultura.
Besitos