jueves, agosto 10, 2006

4x4


Nunca había ido en 4x4. Bueno, miento, recuerdo una vez, cuando tenía unos 12 años. Fue el viaje de fin de curso de octavo. Fuimos por el norte de Cataluña, por los Pirineos, y hicimos una excursión al lago San Mauricio en jeep. Pero de eso hace ya mucho.
Lo cierto es que un jeep, propiamente dicho (es obvio que no hablo de los modernos) no es especialmente cómodo. Aún así me gusta. Tiene esa potencia, esa fuerza. Te sientes segura dentro de un 4x4, aunque en el fondo no son tan estables como parecen.
Creo que lo más divertido, sin duda, es ir por la pista, atravesar mares de arena con un jeep al atardecer, mientras las últimas luces del día se van, y el sol se esconde por el este, por detras del coche. Miras por la ventanilla y sólo ves arena y los otros coches, corriendo en paralelo. Se apodera entonces esa sensación de libertad, de estar lejos de todo y más cerca de tus sueños de lo que nunca has estado.
Las estrellas empiezan a aparecer sin permiso en el cielo, todas, no falta ni una, todas acuden a la cita, y mientras el conductor sigue trotando a través de la arena naranja, tu te preguntas como pueden saber la dirección. sin ninguna ayuda electrónica, sólo su conocimiento... Y sólo te lo preguntas por un momento, porque es tal su seguridad al volante, que sabes que ellos saben donde van.
El sol se ha ido definitivamente, la oscuridad rodea el 4x4 y sólo llegan las luces de los otros coches. De pronto paramos, bajamos y a lo lejos vemos nuestro destino. De la nada surge un campamento, y por un momento en tu mente se dibuja una linea que une tu ciudad, tu casa, hasta tu familia, con esa otra realidad tan diferente...
Besos y sed felices

12 comentarios:

pandora dijo...

aainnss tataaa aquella nocheee , andaa si acabo de caer que s eme olvido contar en el post del apartado de la noche del desierto lo de cuando fuiste la elejida para montar cierto artilujio y alfinal por agtamiento fue trasladado a hamid jajaja

Esther Hhhh dijo...

Tata, calla, eso no se cuenta, eso es secreto de tuaregs, ni se te ocurra contarlo...
Besos

Juan dijo...

Me encanta la foto.. Me recuerda a tintin en el libro del oro negro, cuando hernández y fernández van con el jeep por el desierto, dando vueltas sobre si mismos, y siguiendo en círculo sus propias huellas.. ja ja

Esther Hhhh dijo...

Lamentablemente esta foto no es mía, porque todavía están en el laboratorio los negativos... Eso sí, en cuanto estén, ya sabes, veras las auténticas..
Besos

BAR dijo...

JAMÁS HE ESTADO EN UN 4X4, DE HECHO DEBO CONFESAR QUE NO SOY MUY COMPATIBLE CON LA NATURALEZA, ES DECIR, NO ME IMAGINO PASAR UN DIA COMPLETO SIN BAÑARME, O NO TENER DONDE IR AL BAÑO,ES POR ESO QUE NO ME LE UNO A MENUDO, LO CIERTO QUE INCLUSO HASTA YO MISMA A VECES SIENTO QUE NESECITO UN TIEMPO EN CONTACTO CON LA NATURALEZA...SERA QUE LA TIERRA NOS LLAMA Y RECLAMA LO QUE ES SUYO?...BESOS

Alfor dijo...

Bar, no te preocupes, pasar un día completo sin bañarse es posible. Hay gente que lo consigue, y aun diría que le coge el tranquillo y repite una y otra vez.

Pero para estar en contacto con la naturaleza no es necesario no bañarse. Hay ríos, lagos, incluso fuentes. Y lo de ir al baño, ¡será por sitio!

Esther Hhhh dijo...

Ains Alf, tuviste que sacar ese Scaut que siempre llevaste dentro... ups, perdón, creo que tú eras de los antiscaut. No me acuerdo ya, sólo recuerdo a Floro vestido de Scaut ahora mismo. Y al willy. Pero a ti no... En fin, que sí BAR que se puede uno bañar en un lago o en un río y no pasa nada. De todas formas, he de decirte que en mi expedición al desierto, no viví a lo Paris-Dakar ni nada por el estilo. En el campamento había duchas y wc's, así que ya ves, no sufrimos incomodidades de ese tipo, pero de haberlas sufrido, tampoco te pienses que hubieran importado mucho.
Besitos

El chicharrero terrible dijo...

Estuvimos en MArrakech, hace unos años, y me perdñia la excursión al desierto,bueno nos perdimos, mi nujer tampoco fue. La causa: un fantástico zumo de naranja que me tome en las montañas del Atlas, y que me sentó fatal. Pero claro los viajes tambien son giras gastronómicas.

Al leerte como describes la libertad que se siente en el desierto, he vuelto a sentir lo mismo. Un deseo irremediable por ir a visitarlo. Un sueño por realizar, eso es la vida.

Ruben dijo...

Mi equivalente al 4x4 es el Nissan Terrano (como el tipico de la Guardia Civil) que tenia cuando trabajaba en Vigo, y las vueltas que me daba con el por la obra cuando todavia no se podia considerar que por alli fuese a ir una carretera... casi igual que lo de ir por el desierto jejeje

Esther Hhhh dijo...

Espero que puedas visitar algún día el desierto Chicharrero, porque te aseguro que vale la pena. Es tan bonito... Y te puedo asegurar que nunca pense que fuera a decir eso de una extensión gigante de playa sin mar, que era como lo veía, pero ahora que sé lo que es, sólo puedo decir que es increíble. Y que me muero de ganas de volver.
Bueno, rubén una maqueta del Paris-Dakar, oye, que siempre va bien, jejejeje..
Besitos

Diego dijo...

Ese sí que es un buen lugar para usar el 4x4, no como aquí en Australia, que te ves esos coches enormes en la ciudad, que más que coches parecen tanques. Total, ¿para qué? ¿Para ver por encima del coche de enfrente? Estos días hay tantos 4x4 de los grandes que lo más normal es que el coche de delante sea tan grande como el tuyo, o más... esto parece una carrera de armamento vertical.

Disfruta del coche y del desierto mientras puedas.

Esther Hhhh dijo...

Diego, estuve en el desierto entre el 28 de julio y el 4 de agosto. Estoy escribiendo todo esto ya desde mi casa, jejeje. Allí juro que lo intenté, y eso que el cyber era muy barato, pero tú no sabes lo que cuesta escribir allí, con todo el teclado cambiado y algunas teclas incluso no estaban (bueno si estaban pero muy camufladas).
Al final sólo me limité a entrar un poco en el msn y poquito más. Dejé el curro para la vuelta, jejeje.
Besitos